Estás aquí
Home > Reseñas > DRÁCULA de Francis Ford Coppola (1992)

DRÁCULA de Francis Ford Coppola (1992)

DRÁCULA de Francis Ford Coppola (1992)

Con la sangre se ahonda. Es la esperanza, una búsqueda sucumbida por el egoísmo, la cual manchada con grandes pinceladas de crueldad, podrían definir el retrato de uno de los nombres más famosos de la historia del cine ( y de la literatura). Sólo su pronunciación es referencia ineludible al oscuro mundo vampírico: Drácula.

Durante mucho tiempo,en el mundo cinematográfico, los nombres de Bela Lugosi y Christopher Lee han estado estrechamente ligados a la figura transilvana del señor de los vampiros.Estos dos actores hicieron de Drácula su vida, y en el caso de Lugosi, hombre y personaje formaron casi una única persona.

DRÁCULA de Francis Ford Coppola
DRÁCULA de Francis Ford Coppola

Desde los albores del cine existen multitud de películas que han plasmado la esencia del Conde transilvano, al cual el escritor Bram Stoker dio vida en el año 1892 basándose en los crueles asesinatos y torturas que ejerció el conquistador Vlad Tepes, el cual pasaría a los anales de la historia con el sobrenombre de: Vlad, El Empalador.

Pero fue en el año 1992 cuando el director de cine Francis Ford Coppola decidió llevar la obra a la gran pantalla y, por qué no decirlo a su manera con Winona Ryder y Gary Oldman, arriesgando mucho (a pesar de la quiebra en la que se encontraba su productora) y dándole un toque diferente a todo lo que antes se había hecho. Otorgándole una estética extravagante y muy sensual a este singular film de vampiros, historia y romance.

 

DRÁCULA de Francis Ford Coppola
DRÁCULA de Francis Ford Coppola

 

Si bien es cierto que la fidelidad al libro de Stoker no es lo fuerte en la película DRÁCULA de Francis Ford Coppola (algo muy criticado en su día por fervientes defensores del escritor irlandés), el film consigue desmarcarse y diferenciarse de todas sus antiguas versiones por un elemento tremendamente presente: el amor, o casi sería mejor decir, la pasión,  pues ésta cobra un matiz extremadamente dramático y romántico a lo largo de la película.

DRÁCULA de Francis Ford Coppola
Drácula y el amor inmortal

 

Drácula se muestra como un monstruo, incluso puede tomar forma de murciélago, gárgola u hombre lobo, pero también como un alma muy humana y terriblemente atormentada por el amor perdido de su querido esposa Elisabetta, la cual se quitó la vida engañada por los enemigos de Vlad.  Debido a esto Drácula , el hombre, el guerrero, el conquistador, hace un pacto con el diablo por el cual se convierte en vampiro por toda la eternidad. Mientras a su enemigo,  el doctor Van Helsing, se le muestra como un fanático religioso, casi al borde de la locura y obsesionado con matar a su enemigo el Conde… .Sin embargo no nos dejemos engañar,la sed de la sangre se muestra implacable en esta película, una sangre que alimenta pero no sacia las grandes pasiones por la sangre de los inocentes.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
Este sitio web usa cookies propias con finalidad funcional y cookies de terceros para obtener datos estadísticos y dar un mejor servicio. Haciendo click en Aceptar consientes el uso de cookies en esta web.    Política de cookies
Privacidad