Estás aquí
Home > CRÍTICAS > OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL. Crítica de la película

OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL. Crítica de la película

OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL. Crítica de la película

Reza un antiguo dicho que segundas partes nunca fueron buenas, algo que desde luego no es el caso de la película OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL, la cual supera con creces a su predecesora “OUIJA” (2014) y nos sitúa ante una interesante historia, en forma de precuela – o explicación- de lo acontecido en la primera parte.

Y es que, si bien la película de 2014 cojeaba en muchas de sus partes, en esta ocasión el director Mike Flanagan (Oculus: el espejo del mal, Absentia, Hush, Before I Wake) logra plasmar su impronta de una manera rotunda y muy característica, consiguiendo una atmósfera inquietante y también un ritmo muy dinámico en toda la película, permitiéndonos ver el cambio tan sustancial que se produce en los personajes, los cuales al final de la cinta nada tienen que ver con quienes eran al arranque de ésta.

OUIJA 2 EL ORIGEN DEL MAL

Sin duda uno de los pilares que permite la buena valoración de la película reside en la óptima interpretación de su reparto de actores, entre los que se encuentran la jovencísima Lulu Wilson (interpretando a la hermana pequeña, Doris) y la pelirroja Annalise Basso (como la hermana mayor, Lina), así como la madre de ambas, a quien da vida la actriz Elizabeth Reaser, o el padre Thom, interpretado por Henry Thomas, (el mismísimo niño de ET, ya bien crecidito).

OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL critica de la película cine de terror

Todo esto en un contexto que nos sitúa en plenos años 60, una época que se nos presenta algo naif e inocente en lo que al juego de la Ouija se trata, equiparándose éste a cualquier otro juego de mesa familiar. Primer error que cometerá la sufrida familia mono-parental encabezada por una madre que intenta sacar adelante a sus dos hijas (una de ellas adolescente) tras el fallecimiento de su marido.

OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL

Así, tras un velo de conflictos familiares dentro de lo cotidiano, de repente se incorpora un nuevo elemento: la tabla Ouija, ante la cual la hija pequeña, Doris, comenzará a sentir una irrefrenable atracción, lo que la convertirá en imán fácil para espíritus y demás entidades diabólicas. Algo que lo cambiará todo y a todos.

No en vano quien haya visto la primera película (la de 2014) sabrá muy bien lo que ocurre con los personajes… No obstante se puede disfrutar de OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL sin haber visto la primera película, aunque ya avisamos que su visionado complementa muy bien ciertas explicaciones o preguntas que podemos hacernos al ver esta segunda parte.

Tráiler de OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL en español:

Sobre al ámbito audiovisual, la cinta consigue una atmósfera muy lograda aunque algo forzada en algunas partes donde se ven ciertas influencias de El Exorcista que quizá resultasen impactantes o creíbles hace treinta/cuarenta años pero que hoy en día hay que saber trasladarlas para que sea más convincente y así conseguir el efecto del miedo total.

No obstante OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL, no está exenta de sustos, y su punto fuerte es que no se queda sólo en eso (como muchas otras películas de cine de terror actual) sino que va más allá a través de una historia macabra y perturbadora con el misterio de la tabla Ouija siempre de fondo y un cercano mundo lleno de espíritus a nuestro alrededor en el que es mejor no entrar… Y tú, ¿te atreves a jugar?

No os perdáis el vídeo bajo estas líneas en el que podréis ver el tráiler de la película de una manera interactiva con la experiencia VR360:

 

OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL
Cartel de OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL

 

Jess TY

 

One thought on “OUIJA: EL ORIGEN DEL MAL. Crítica de la película

Deja un comentario

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar